miércoles, 5 de enero de 2011

Restricciones


"... es peligroso aventurarse. ¿Por qué?. Porque se puede perder. Es más astuto no hacerlo. Sin embargo, si no nos arriesgamos, es probable que perdamos lo que suele permanecer aún en la más peligrosa de las aventuras... el propio yo. Si me lanzo a una aventura equivocada, la vida me castiga y con ello me ayuda. Pero si no lo hago en absoluto ¿quien me ayudará?. Más aún, si por el hecho de no arriesgarme en el más alto sentido (y arriesgarse en este sentido es precisamente adquirir la conciencia de uno mismo) gano todas las ventajas terrenales... y me pierdo a mi mismo, ¿qué pasará entonces?..."

S. Kierkegaard, citado en Rollo May, The Meaning of Anxiety, ed, rev.W.W. Norton NY.1977 p.38


AOC.®.2011
Gráfica: Mark Ryden

4 comentarios:

La viajera mas lenta. Madrid Paper Art dijo...

Si, arriesgarnos a perder, a ser golpeados, el miedo...el miedo a perder...el miedo paraliza y como dice Kierkegaard, puede que no nos pase nada, pero nos perdemos a nosotros mismos.

Una reflexión muy interesante, Antonia, y de la que hay que estar muy consciente en muchas ocasiones.

Muchos besos y Feliz Año!!!

antonia obiol y corcoll dijo...

Gracias Tati, espero tengas un 2011 muy cariñoso, productivo y generoso y siguiendo la idea de Kierkegaard emprender el vuelo y capturar los sueños...

Un gran beso
AOC.

Andrew Finnie dijo...

aand so true. How many people live in a metpahortical cupboard all their lives for fear of leaving that cupboard.

Maybe we all suffer the same thing, in little bits and pieces, the fear of the new, the fear of being run over by a big truck :)

antonia obiol y corcoll dijo...

Son abundantes los pretextos para no romper, no salir, no experimentar, no ofrecer, no acceder, no dejar entrar, bloquear, bloquear… a algunos ni siquiera el amor los moviliza, el temor a amar es el mejor fabricante de lenguajes metafóricos y armarios comodos de donde no se requiere salir… es tambien el que cobra el precio más alto…

Calurosos besos en un dia de prometedores 35 grados… a la sombra

AOC.